Cómo ordenar la nevera correctamente

Cómo ordenar la nevera correctamente

Si tú eres como la mayoría de las personas, probablemente tu nevera necesite de una buena limpieza. Ya que por lo general la parte posterior del refrigerador se convierte en un refugio para los alimentos caducados, las sobras de alimentos preparados de una semana y el moldeo de verduras, por este motivo es necesario que tengas cuidado.

Gracias a estos inconvenientes es tan importante que mantengas la organización de tu frigorífico.

Cuando tienes hambre, y estas elaborando una receta y no quieres perder tiempo buscando esa salsa como ingrediente correcto. Quieres llegar al interior de tu nevera y encontrar fácilmente el producto que estás buscando. En fin por ello es vital que este en tu hogar cada cosa en tu nevera organizada.

También es muy importante que limpies a profundidad tu frigorífico trimestralmente, aproximadamente cuatro veces al año. Al limpiarlo evitaras que tu electrodoméstico adquiera esa temible contaminación cruzada que daña tus alimentos y le da mal olor a todo.

Y aunque cada refrigerador es diferente, ellos se han convertido en algo esencial en nuestras cocinas mejorando nuestra calidad de vida. Sigue nuestra guía paso a paso que te damos en para que tu nevera vuelva a estar radiante en poco tiempo.

Cómo limpiar tu nevera o frigorífico correctamente paso a paso

Cada cierto tiempo, tu refrigerador necesita una limpieza interior. Los estantes se deben lavar de los derrames de leche y los alimentos se deben tirar al cesto de la basura si han llegado o pasado su vida útil.

Aunque no es la tarea más placentera, saber cómo hacerlo de manera eficiente y efectiva le ahorrará mucho tiempo y molestias y aquí te lo diremos a continuación:

  • Saca toda la comida de la nevera. Colóquelo en una mesa o mostrador para que el refrigerador se quede vacío completamente. Querrá tener un espacio vacío para que pueda evaluar fácilmente y qué elementos ordenar.
  • El mejor momento para esto puede ser cuando los niveles de alimentos en su refrigerador son bajos, como por ejemplo antes de realizar la compra semanal. 
  • Aunque la mayoría de los alimentos estarán bien cuando se los deja afuera por un corto período de tiempo, asegúrese de que no se queden afuera durante más de una hora aproximadamente. Algunos alimentos pueden alcanzar la zona de peligro en un período de tiempo relativamente corto al estar expuestos a temperatura ambiente.
  • Tener un refrigerador adicional puede hacer que el proceso sea un poco más seguro para tus alimentos, especialmente durante los calurosos meses de verano.
  • Deseche cualquier alimento envejecido, mohoso, no comestible o de alguna manera cuestionable. 
  • Compruebe las fechas de caducidad y uso. Estos son indicadores de que un artículo determinado debe ser desechado.
  • Deseche los artículos que es poco probable que use. Si a nadie en la casa le gustan las aceitunas, deshágase del frasco que ha estado en el refrigerador desde hace 3 años.
  • Saca cualquier estantería, cajones u otras áreas de superficie extraíbles del refrigerador. Con el fin de poder hacer el trabajo más rápido, probablemente querrás quitar las estanterías, etc., y colocarlo cerca del fregadero de la cocina, donde será mucho más fácil de limpiar.
  • Lava las estanterías, cajones y otras superficies a mano. El jabón para lavar platos estará bien. La mayor parte de lo que sacó de su refrigerador no cabe o no debe colocarse en un lavaplatos. En vez de eso, enjabona, consigue un buen cepillo o esponja para fregar, y comienza a buscar los artículos extraíbles de tu refrigerador.
  • Nunca lave un estante de vidrio frío con agua caliente. El repentino cambio de temperatura podría romper el vidrio. En su lugar, use agua fría o retire el estante y deje que alcance la temperatura ambiente antes de lavarlo.
  • Para derrames y / o manchas, no tenga miedo de usar el poder del agua caliente y el amoniaco. Diluya un poco de amoniaco en agua caliente y deje que los elementos se remojen antes de fregar.
  • Asegúrese de dejar que la estantería y los cajones se sequen completamente en un escurridor antes de volver a colocarlos en el refrigerador.
  • Limpie el interior del refrigerador con su solución de limpieza preferida. Ataca las manchas grandes o persistentes y golpea todas las superficies restantes con un paño o esponja limpia.
  • No utilices un jabón o un limpiador fuertemente perfumado en el interior de la nevera, ya que los alimentos pueden absorber el olor. En su lugar, utilice una de las siguientes soluciones de limpieza natural, como 2 cucharadas de bicarbonato de sodio y 1 cuarto de agua caliente o usar 1 parte de vinagre de sidra de manzana a 3 partes de agua caliente.
  • Para manchas o acumulaciones realmente difíciles, intenta usar un poco de pasta de dientes blanca. Sirve como limpiador abrasivo y huele muy bien.
  • Asegúrate de limpiar el interior de las puertas del refrigerador. Si la puerta de su refrigerador tiene espacio de estantería y se usa regularmente, asegúrese de limpiar esa área también, ya sea con un limpiador químico o uno más suave.
  • Seque las estanterías antes de volver a colocarlas en el refrigerador. Con un paño limpio, seca el exceso de agua de tu estantería y vuelve a colocarla en el refrigerador.
  • Limpie la junta con una solución disuelta de ½ agua y ½ vinagre o lejía. Seque la junta o goma y luego aplique aceite de oliva, aceite mineral o loción corporal en la junta para mantener la goma flexible.
  • Reintroduzca la comida en el refrigerador. Recuerde limpiar los frascos, botellas con líquido, cartón de leche, mantequilla, embutidos. Vuelva a verificar las fechas de vencimiento de los artículos perecederos antes de volver a colocarlos.

Manual para almacenar los alimento frescos en tu nevera

Temperatura del refrigerador y congelador

La temperatura de tu refrigerador debe ser de 6 °C o menos y el congelador a -24 °C.

Almacenamiento de sobras y alimentos perecederos

Es importante tener el control del tiempo cuando congele o refrigere los alimentos perecederos dentro de dos horas o una hora si la temperatura es superior a 10° C. Una pauta general es comer las sobras dentro de cuatro días.

Por lo general la pizza y las carnes o aves cocidas deben durar de tres a cuatro días, mientras que las carnes y las ensaladas de huevos, atún o macarrones pueden durar de tres a cinco días máximo en tu nevera.

También es importante saber que recipientes usar a la hora de almacenar los alimentos en los recipientes poco profundos que mejor se ajusten. Los recipientes de almacenamiento de vidrio tienen la ventaja de que son fáciles de revisar el contenido, pueden ser aptos para microondas y son más ecológicos.

Almacenar frutas y verduras

Debe tener cuidado a la hora de almacenar algunas frutas y verduras ya que existen varias que son incompatibles cuando se almacenan juntas. Existen varios tipos de fruta que emiten gas etileno que puede causar que las verduras se echen a perder prematuramente.

Es por ello que se recomienda mantener estos liberadores de gas fuera de la nevera: aguacates, plátanos, nectarinas, melocotones, peras, ciruelas y tomates.

Puedes refrigerar manzanas, albaricoques, melones, higos, pero manténgalos fuera del contenedor de verduras.

Hablando del contenedor de verduras, la mayoría de los frigoríficos estándar tienen un cajón para verduras diseñado para mantener los productos frescos durante más tiempo, y en ocasiones vienen con controles de humedad y temperatura. Este puede ser un buen lugar para mantener sus vegetales sensibles al gas, ya que el área está sellada del resto del refrigerador.

Sin embargo, no almacene frutas y verduras en las bolsas que trae del supermercado, ya que eso podría acelerar el proceso de maduración.

Por otro lado, es necesario que lo guardes en bolsas de plástico con sellado rápido, este tipo de bolsas te podrán ayudar a prolongar la vida útil de sus productos.

Almacenando huevos

Básicamente, los huevos pueden durar poco tiempo, de una semana a tres semanas, este es uno de los alimentos que pueden estar en tu nevera pero que no deben estar mucho tiempo almacenados.

Alimentos Congelados

Mantenga los alimentos en paquetes herméticos en el congelador para evitar que se quemen, ya que, el frio degrada la calidad de los alimentos.

Qué alimentos no debes guardar en tu frigorífico

Muchos de nosotros opinamos que mantener los alimentos en ambientes fríos los mantiene frescos durante más tiempo. Desafortunadamente, esto no es cierto para todos los alimentos y es posible que esté almacenando su comida en el lugar equivocado. No todo pertenece a la nevera. Aquí te traemos alguno de los productos alimenticios que debes evitar guardar en el refrigerador y por qué.

  • Patatas

Lo ideal es que las patatas se almacenen en bolsas de papel o bolsas de red en un lugar fresco y seco, como dentro de su despensa. Al almacenar las patatas en tu refrigerador, el almidón se convierte en azúcar, lo que hace que tu patata sea dulce y arenosa y se decolore una vez que esté cocida. No lave antes de guardar ya que la humedad acelerará el deterioro.

  • Cebollas

Las cebollas no deben almacenarse en el refrigerador ya que la humedad las ablandará y hará que se ablanden. Guárdelas en un lugar seco y bien ventilado y asegúrese de que esté oscuro para evitar que broten.

  • Tomates

Almacenar los tomates en la nevera daña la membrana interna del tomate, lo que altera el sabor y su textura. Los tomates refrigerados tienen un sabor un poco acuoso e inmaduro. Manténgalos en un recipiente o canasta en el mostrador. Madurarán y aumentarán su sabor.

  • Ajo

El ajo debe almacenarse en un lugar fresco y seco. Ponerlos en el refrigerador hará que broten y se vuelvan gomosos.

  • Pan

El pan es un alimento común que se almacena erróneamente en la nevera. Mantener el pan en la nevera lo pone duro. Esto también acelera su proceso para volverse obsoleto debido a la temperatura húmeda y fría.

  • Miel

Mantener la miel en el refrigerador hará que se cristalice dejándola granulada y grumosa. La miel se mantiene fresca y suave cuando se almacena en el exterior. Asegúrese de que esté bien sellado.

  • Melones

Mantener sus melones sin cortar en el refrigerador puede tener un efecto escalofriante, lo que a su vez afecta su valor nutricional. Los melones se guardan mejor en el estante de la fruta. Sin embargo, puede envolver trozos de melón en rodajas en una película adherida y refrigerar.

  • El aceite de oliva

Mantener el aceite de oliva en el refrigerador causará que se condense y se convierta en una consistencia dura, similar a la mantequilla. Al igual que otros aceites, el aceite de oliva debe almacenarse en un lugar fresco y oscuro.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos

  • Responsable Ponte en orden.
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios https://www.webempresa.com.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en https://ponteenorden.com/aviso-legal/.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.